Somos expertos en asesoramiento turístico y ofrecemos a nuestros turistas servicios de supervisión de la calidad y gestión personal de incidencias.
En esta guía para turistas te ofrecemos información ampliada sobre aspectos importantes, relacionados con la organización de tu viaje, para garantizar tu mejor experiencia.

1. Documentación personal del turista.
2. Comunicaciones.
3. Divisas y métodos de pago.
4. Salud en el viaje.
5. Equipaje perfecto para viajar.
6. Climas y viajes.

DOCUMENTACIÓN PERSONAL DEL TURISTA

En todo viaje que realices, sobre todo si es al extranjero, la documentación personal básica que deberás llevar en tu equipaje es la siguiente:

  1. DNI, pasaporte y visado.
  1. Billetes de transporte (avión, tren, etc.).
  2. Certificado Internacional de vacunas. Generalidades de la vacunación en viajeros internacionales.
  3. Permiso de conducir. Información y requisitos para expedición de Permiso de Conducir Internacional.
  4. Mapa o guía del país/ciudad destino.
  5. Direcciones y teléfonos de interés que puedas utilizar o necesitar en tu viaje (hotel, restaurantes, estaciones de tren, aeropuerto, embajadas, hospitales…).
  6. Seguro de viaje.
  7. Diccionario del idioma del país que vayas a visitar.

(*) En caso de pérdida o robo de documentación en el extranjero, puedes consultar en este enlace cómo debes actuar: ir a enlace.

COMUNICACIONES

Llamar por teléfono o conectarte a Internet cuando viajas suelen ser situaciones frecuentes de cierto riesgo, debido al desconocimiento o falta de información sobre cómo usar tu móvil cuando vas a un país extranjero.

  • Comprobar tu modelo de teléfono. Lo primero que debes hacer es comprobar que tu móvil funcionará en tu destino, es decir, necesitarás al menos un modelo de teléfono 3G o 4G para asegurar su correcto funcionamiento.
  • Activar el servicio de roaming. El siguiente paso es configurar o activar el servicio de roaming, teniendo en cuenta el incremento de facturación que supone. Para evitar o reducir ese gasto extra al terminar tu viaje, puedes contar con la opción de buscar otro teléfono con tarjeta prepago (el límite de gasto será el importe de la recarga de la tarjeta) o comprar una tarjeta SIM de alguno de los operadores móviles disponibles en la zona.
  • Usar Internet. En el caso de que prefieras estar en contacto con familiares y amigos durante tu viaje a través de Internet, una estupenda opción la ofrece el servicio de Whatsapp. Para ello, te recomendamos hacer uso de las redes Wifi gratuitas que encuentres en tu alojamiento, estaciones o espacios públicos de tu destino y, de este modo, podrás realizar tus comunicaciones con el menor gasto.

 

Más consejos y trucos para evitar sorpresas en tu factura y poder disfrutar de tus llamadas o conexiones en tu viaje: ver trucos y consejos.

Guía de tarifas prepago para hablar y navegar en el extranjero: ver guía.

DIVISAS Y MÉTODOS DE PAGO EN VIAJES

Hacer frente a los distintos gastos que supone un viaje, como pagar la estancia en el alojamiento, el transporte, la comida en un restaurante u otras compras, es una cuestión esencial, sobre todo cuando se dan gastos no planificados o previstos (billetes de transporte extra, recargos en el hotel, souvenirs…).

Si el viaje que vas a realizar es corto, es recomendable llevar dinero en efectivo. Según el destino, tendrás que cambiarlo, ya sea en el aeropuerto de llegada o en una casa de cambio de la ciudad (con esta última opción podrás conseguir mejor cambio que en el aeropuerto).

En el caso de viajes de larga duración, aunque también para viajes cortos, es recomendable llevar tarjetas, al menos dos, una de débito y otra de crédito. De este modo evitarás en mayor medida el riesgo de robo o pérdida del efectivo.

Además, a la hora de organizar tu dinero durante tu viaje, deberás tener en cuenta otras cuestiones como:

  • Utilizar diferentes carteras o lugares donde guardar el dinero (siempre llevar una pequeña parte consigo mismo, independientemente de la cartera).
  • No dejar nunca el dinero en el hotel, a menos que sea dentro de una caja de seguridad.

En este enlace tienes más información sobre cómo llevar dinero para viajar al extranjero: ir a enlace.

Consulta el valor de tipo de cambio aquí: http://www.xe.com/

SALUD EN EL VIAJE

Cuando viajas al extranjero, las características y condiciones del destino te exponen a una gran variedad de situaciones que pueden suponer riesgos para tu salud. Sin embargo, puedes reducir la mayoría de estos riesgos si tomas las medidas adecuadas antes, durante y después del viaje.

Para saber y valorar qué medidas deberás tomar, ten en cuenta estas cuestiones básicas:

  • Riesgos relacionados con la zona (urbana o rural): un entorno urbano contará con menos riesgos, en tanto que podrás contar con más servicios en caso de alguna emergencia.
  • Tipo de alojamiento (hotel, camping): un alojamiento de mayor categoría o calidad te dará mayor confianza en cuestiones de seguridad sanitaria.
  • Duración de la estancia: a mayor duración de la estancia, mayor nivel de riesgos sanitarios podrás encontrar.
  • Problemas de seguridad: viajar a un destino que cuente con conflictos internos implicará, de forma estrictamente necesaria, tomar medidas de seguridad especiales.

A continuación podrás encontrar más información con recomendaciones específicas.

EQUIPAJE PERFECTO PARA VIAJAR

Una de las partes de preparar un viaje que más suele costar es la de hacer el equipaje. Para algunos, porque el simple hecho de hablar de ropa no les gusta; para otros, por no saber bien qué llevar o cómo. Siguiendo estos sencillos pasos básicos, conseguirás una maleta perfecta:

  1. Hacer una lista de lo necesario.
    Ten a mano una hoja o libreta y ve apuntando todas las pequeñas cosas imprescindibles: el teléfono móvil, el cargador, los billetes, el dinero, pastillas para el dolor de cabeza o mareos, así como las prendas y complementos que usarás.
  1. Controlar el tamaño de tu maleta.
    Cuanto más grande, más cosas meterás, por lo que la clave está en priorizar aquello que verdaderamente te pondrás. Para viajar en avión sin facturar, hay que tener en cuenta las medidas y pesos especificados en las condiciones de vuelo de cada compañía aérea. Además, de este modo podrás ir más ligero, en caso de tener que desplazarte de un sitio a otro a pie.
  1. Elegir prendas básicas y versátiles.
    Según el tiempo y el tipo de destino, necesitarás prendas de más o menos abrigo y algunas específicas; pero si quieres apostar por lo seguro, las prendas estrella son las que que combinan entre ellas, como pantalones vaqueros, camisetas y calzado (a ser posible de buena calidad, que garanticen la durabilidad y la comodidad ante todo). Añadiendo la ropa interior y alguna exterior (chaqueta o cazadora), la parte de vestuario estará solucionada.
  1. El neceser y botiquín básico.
    Todos los artículos de aseo e higiene personal deberán ir guardados en una bolsa específica, principalmente para evitar manchas en caso de fuga de algún gel o champú. Otros artículos como peines, pinzas, incluso los complementos, podrán ir en otra bolsa, ya que si se separan en distintos bultos, será más fácil organizarlos dentro de la maleta. Además, es importante recordar llevar algunos artículos de botiquín, tipo tiritas, repelente de insectos, analgésicos y, fundamental, las pastillas o medicación personal, en caso de tener alguna.
  1. Organizar la maleta.
    Para aprovechar con eficacia el espacio disponible y evitar tener que facturar (si el viaje es corto y no precisa de un equipaje considerable), te recomendamos seguir este orden para la colocación de las distintas prendas y artículos:
  • Dividir en dos mitades: una para las prendas y otra para los complementos.
  • Al fondo: zapatos y ropa interior (en bolsas).
  • En medio: pantalones, jerséis.
  • Arriba: camisetas, camisas, blusas.
  • Arriba o bolsillo exterior: documentación y artículos frágiles (cámaras de fotos, portátil, gafas…).

A continuación tienes más información sobre otras cuestiones importantes que debes considerar al preparar tu equipaje para viajar:

CLIMAS Y VIAJES

Uno de los temas decisivos a la hora de planificar un viaje suele ser el tipo de clima de la zona a visitar. La elección del destino estará influida por la fecha o estación del año en que se realice el viaje y por el tiempo que haga en dicho destino. Es decir, si prefieres un viaje en el que puedas disfrutar del buen tiempo, pasear bajo la lluvia, o incluso estar dispuesto a someterte a temperaturas extremas.

Conocer los tipos de clima y las condiciones meteorológicas de cada lugar te ayudará a planificar y preparar tus viajes con éxito.